Villalonquéjar IV despega con el desarrollo simultáneo de una decena de nuevos proyectos industriales

Arcecarne ya ha comenzado la construcción de su complejo. /GIT
Arcecarne ya ha comenzado la construcción de su complejo. / GIT

El Ayuntamiento ha concedido en lo que va de año licencias para siete proyectos, que se suman a los iniciados a finales de 2017 | En conjunto suman inversiones por valor de más de 25 millones de euros

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La cuarta ampliación del polígono industrial de Villalonquéjar, que durante los años más duros de la crisis se convritió en una suerte de erial que amenazaba con destrozar las cuentas del Ayuntamiento, hoy se alza como el paradigma de la recuperación económica. Sí, el Consorcio de Villalonquéjar -y con él el Ayuntamiento- aún han de lidiar con una deuda millonaria, pero la situación parace haberse revertido de manera drástica. Y es que, hoy, lo que era una enorme explanada de parcelas vacías se ha convertido en un punto de incesante actividad.

Un simple paseo por las calles Alfoz de Bricia, Valle de Tobalina o Condado de Treviño permiten comprobar el pulso que parece haber adquirido Villalonquéjar en los últimos meses. Ahora mismo se están desarrollando una decena de nuevos proyectos industriales, algunos de ellos de gran relevancia, como es el caso de Bricomart o Agrolab, que implican una inversión conjunta de más de 25 millones de euros.

La primera de las firmas, dedicada a la comercialización de materiales y herramientas de construcción, ya tiene prácticamente finalizadas las obras de su nuevo centro de ventas, situado en una parcela de 27.000 metros cuadrados ubicada entre el centro comercial El Mirador y el acceso a Villatoro. Tras una inversión cercana a los 11 millones de euros, el nuevo almacén abrirá sus puertas a finales de este mes de noviembrehabiendo creado un centenar de puestos de trabajo.

Algo más tendrá que esperar la apertura de Agrolab, que hace escasas fechas recibió la correspondiente licencia de obras para levantar una nave en la calle Valle de Tobalina. La inversión prevista por la empresa, que se decantó por Burgos en detrimento de su primera opción -situada en Cataluña-, es de unos seis millones de euros.

La actividad es intensa en el polígono. / GIT

A estas dos grandes proyectos se les suman otros de distinta índole, pero que están coincidiendo en el tiempo. De hecho, en lo que va de año, el Ayuntamiento ha otorgado otras seis licencias para proyectos de cierta envergadura en Villalonquéjar. Así, Placapol, empresa dedicada a la fabricación de piezas de poliéster, ya está levantando un nuevo centro productivo en la calle Valle de Tobalina.

Muy cerca de allí ya han comenzado los trabajos iniciales de la planta de Pierre Guerin Ibérica. La firma metalúrgica adquirió tiempo atrás cuatro parcelas ubicadas entre las calles Valle de Tobalina y Valle de Manzanedo para crear un complejo destinado a la fabricación de depósitos y maquinaria inoxidable.

En las cuatro parcelas colindantes, el Grupo García Camarero ya cuenta con licencia para la construcción de un complejo logístico fomardo por varias naves.

Más información

Ya en la calle Condado de Treviño, el grupo Arcecarne ya tiene bastante avanzadas las obras de su nuevo complejo de despiece y obrador de productos cárnicos, que se está levantando en dos parcelas adquiridas tiempo atrás.

A mayores, en las parcelas 126 y 128 del polígono, situadas en la calle Valle de Tobalina, se levantarán un almacén para venta de electrodomésticos y unas naves nido, respectivamente. Dos proyectos que, en todo caso, vienen a sumarse a los que han obtenido licencia este año y los que ya se están desarrollando en otros frentes, como la calle Alfoz de Bricia, donde el movimiento de tierras en las parcelas colindantes a la sede de Ambulancias Rodrigo es constante.

Nuevos proyectos

Con todo, esta buena tendencia tiene todos los visos de prolongarse a lo largo de los próximos meses y años. No en vano, el Consorcio de Villalonquéjar adjudicó en junio un total de 17 parcelas, cuya superficie conjunta se dispara hasta los 168.000 metros cuadrados. A este paquete de ventas, el más importante de los suscritos por el Consorcio hasta la fecha, se suma la adjudicación semanas atrás de otras tres parcelas. De esta forma, y si todo sale según lo previsto, a lo largo de los próximos años se seguirán desarrollando nuevos proyectos industriales. De momento, el Ayuntamiento ya está tramitando otro par de solicitudes de licencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos