SI NOSOTRAS FUÉRAMOS ALCALDESAS...

Las Abuelas de Gamonal: «Ayudaríamos a la gente mayor, sobre todo a la que vive sola, con más ayuda a domicilio»

Las Abuelas de Gamonal se han hecho un selfie para ilustrar sus propuestas/BC
Las Abuelas de Gamonal se han hecho un selfie para ilustrar sus propuestas / BC

La asociación burgalesa

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

En un taller de papel cebolla, diseñando baberos. Así pillamos a Basi, Gloria, Lidia, Maricarmen, Marcela, Charo, Maribel y Loli, las Abuelas de Gamonal, que tienen muy claro qué les piden a nuestros políticos, ahora que se enfrentan a unas elecciones. «Que no sean tan 'mangones' y no se llenen los bosillos», dicen con contundencia, para añadir entre risas, de incredulidad, «que nos hablen más claro y cumplan lo que prometen».

Con muy buen humor, esta representación de la emblemática asociación de Gamonal se pone en la piel de una alcaldesa de Burgos y tiene muy claras sus prioridades. «Hay que ayudar más a la gente mayor, sobre todo a las personas que viven solas», afirman, apostando por mejorar la ayuda a domicilio. Y, en especial, atender a los mayores por la noche, pues muchos se quedan solos en ese momentos, pues para la jornada diurna hay recursos asistenciales, talleres y actividades.

«Recursos sociales hay muchos pero estásn mal organizados» y, como ejemplo, aunque no esté vinculado directamente al Ayuntamiento, hablan de los viajes del Imnserso. «Va siempre la misma gente, porque tiene recursos para pagarse los viajes», afirman las Abuelas de Gamanol. Así, estas excursiones acaban siendo un «lujo» pues solo las pueden disfrutar aquellos que «tienen buenas pensiones». El resto, con pagar la luz, el gas, y cubrir sus necesidades más básicas ya tiene suficiente.

Las Abuelas de Gamonal también reclaman más atención a asociaciones como las suyas, que cumplen un papel social pero no reciben ningún apoyo público. Ellas, recuerdan, no consiguen ingresos de la venta de pinchos en El Parral, por ejemplo. «Hay asociaciones a las que les va muy bien», pero no es su caso, que dan siempre a la cuarta pregunta, ahorrando en luz y calefacción y sin conexión a internet.

Sin embargo, «estamos allí donde nos reclaman», afirman, «pero nos faltan estímulos». Piden ayudas, que no siempre tienen por qué ser económicas. Necesitan profesores para sus talleres, actividades de formación, ocio y tiempo libre, que todo lo que organizan es autodidacta. «De lo que no sabemos miramos en internet», afirman, y romper en una carcajada que da la vida a todo aquel que la escucha.

Más información