El Patrimonio burgalés en peligro XIV: Palacio de La Lastra

«Solo queda piedra sobre piedra»

Ruinas de la capilla de San Pedro, edificio que formaba parte del complejo del Palacio de la Lastra/ARCAY PROYECTOS TURÍSTICOS
Ruinas de la capilla de San Pedro, edificio que formaba parte del complejo del Palacio de la Lastra / ARCAY PROYECTOS TURÍSTICOS
César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El viaje por el Patrimonio burgalés en peligro llega a Linares de Bricia, un lugar que forma parte del Ayuntamiento de Alfoz de Bricia. En este punto de la comarca de Las Merindades, la familia Bujedo levantó en el siglo XVI el Palacio de La Lastra, un conjunto formado por el edificio principal y una capilla.

A estas dependencias se accedía a través de una puerta barroca. Junto a ella estaba la ermita de San Pedro, que aún conserva una lápida dedicada a los propietarios. La casona, realizada en sillería y mampostería con mezcla de otros elementos como adobe y madera, estaba unida al inmueble religioso con una pasarela, que se dice que fue destruida por uno de los dueños al caerse en ella uno de sus hijos durante la celebración del Corpus Christi, según comenta el alcalde de Alfoz de Bricia, José Luis Fernández Martínez.

«Fue un edificio muy importante que perteneció a terratenientes de la zona», comenta el regidor. De hecho, Fernández Martínez destaca que la capilla llegó a tener pila bautismal, un hecho que califica de «excepcional» porque, como comenta el mandatario, lo tuvo que autorizar el Arzobispado.

Pero este honor no salvó en el siglo XX el declive del monumento. Durante la Guerra Civil estuvo cerca de las líneas del conflicto fratricida entre españoles y sirvió de cuartel durante la contienda. No obstante, pese a este historial, tuvo vida hasta los años 50 de la pasada centuria, según calcula el primer edil. Ahora pertenece a varios herederos que no se ponen de acuerdo para mantenerlo en óptimas condiciones y, mientras tanto, permanece abandonado a su suerte.

Entró a formar parte de la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra el 13 de noviembre de 2013, solo cinco días después que lo hiciera el Puente de San Pedro de Royales ubicado entre Valtierra de Riopisuerga y la localidad palentina de Olmos de Pisuerga. Los responsables del elenco explicaron que el Palacio de La Lastra encuentra en ruina, que acumula basura y vegetación y que tiene las cubiertas hundidas. «Solo queda piedra sobre piedra», resume el regidor.

Fruto de ello, el inmueble es víctima del vandalismo y del expolio. Existe un muro que acota el complejo, pero también está en malas condiciones. Hispania Nostra cita que las tumbas de la capilla están profanadas y que han pintado grafitis. Si los propietarios no hacen nada por el monumento, otras personas tampoco lo han hecho entrando en él con el único objetivo de dañarlo.

El regidor explica que el Ayuntamiento podría emprender acciones para expropiar el edificio, pero en este caso la intervención sería muy costosa, tanto en la vertiente económica como en la administrativa, y los beneficios no serían muy elevados. «Tendríamos que buscar a todos los herederos y tampoco tenemos presupuesto para restaurarlo y ponerlo en valor», comenta. Salvo cambios de última hora, el futuro del monumento es negro. En este caso se puede decir con total seguridad que 'cualquier tiempo pasado fue mejor'.

Más patrimonio en peligro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos